Mil personas con el mismo apellido, Chun, en tres pueblos de la provincia china de Henan, son invitadas a sentarse frente al artista para ser fotografiadas durante un minuto.

Las mil fotografías son impresas en Alemania y enviadas a los pueblos, donde se pide a los participantes que escriban su nombre, edad y lugar de nacimiento en la superficie de cada fotografía.

Las mil fotografías recopiladas son transportadas por una familia china, con el nombre de Chun, en autobús, tren y barco a Seúl, Corea, donde son enviadas individualmente como postales por correo al artista en Alemania.