Este dibujo de Kepa Garraza representa una escultura ficticia realizada a carboncillo. El artista concibe "Model for statue 4" como un modelo preparatorio para una escultura de aluminio, material que puede apreciarse en el acabado de los reflejos y en el tratamiento de la luz contrastada que penetra en el objeto. En esta serie de obras, el artista ensaya diferentes soluciones relacionadas con el acabado de las mismas y su iluminación.

El objetivo de este proyecto es presentar una suerte de simulacros que inviten al espectador a cuestionarse la función del monumento en el espacio público, y a que se plantee la estrecha relación existente entre el arte, el poder y la propaganda.